• Atake Wanka

ROCK, CRISIS Y SOLUCIONES

Nacido el 16 de octubre de 1970, Giuseppe Risica Carella, más conocido como “Pino”, comienza sus primeros pasos musicales a los 14 años en radio Stereo 90 FM. En 1988 inicia “Cuero Negro Magazine” que primero sería publicado en formato fanzine y posteriormente como revista. Pino empieza a editar Cassettes y posteriormente CDs llegando a producir hasta la fecha 62 producciones. En 1991 inicia “Sonidos Latentes Producciones” con un ciclo de conciertos en “La Casona de Barranco”, actualmente lleva más de 500 conciertos organizados. A nivel de artista, fue vocalista del grupo Hardcore “S.M.O.”, luego formaría parte del grupo psicodélico “EXIS”, luego baterista de la banda Thrash Metal “Presagio” que luego se llamaría “Agresión Extrema”, también fue baterista de “Kamuflage” (grupo de El Agustino que practicaba una fusión entre Rock Urbano y Folclore), y a partir de 2009 baterista de “Circo Al Edén” (metal/gótico/progresivo) y “Expreso Imaginario” (Jazz Rock). Ha realizado innumerables charlas sobre diversos temas relacionados al rock en universidades de Lima, Cusco, Ica, Huancayo y Bogotá (Colombia). Ha publicado dos libros, “Memorias de Nicotina” poemario con prólogo del reconocido “Daniel F” y “Espíritu del Metal” co-escrito con Jose Ignacio Lopez Ramírez-Gastón. Actualmente tiene un programa radial en “Radio Bacán” (AM/FM) con “Kausachun Rock” los domingos de 8:00pm a 9:00pm.

[Escrito por Giuseppe Risica Carella]


Hasta antes de la pandemia, el rock peruano se encontraba en un excelente momento, conciertos semanales en todo el país, producciones de mejor calidad y con una periodicidad muy prolífica, las giras de bandas nacionales en el interior y exterior del país comenzaban a tener muy buena convocatoria, etc.


A raíz del estado de emergencia sanitaria todo se ha paralizado y, estoy seguro, gran parte de las medidas que se han tomado no cambiaran por lo menos hasta fin de año, por lo que es más que probable que los conciertos estarán suspendidos.


Se usa mucho actualmente la palabra “REINVENTARSE” pero para los artistas es algo que se hace todo el tiempo y desde siempre, por lo tanto no aplica específicamente a los grupos de rock.


Otra cosa interesante es que el internet ha borrado las distancias, las zonas geográficas y los países, no importa si tu banda es de Lima, Huancayo, Singapur o Nueva Zelanda, todas tienen la misma oportunidad de difusión y promoción.


A todo esto hay que ver otras alternativas para mantenerse económicamente en este rubro. Sabemos que las plataformas virtuales (llámense spotify, amazon, etc) poco o nada aportan financieramente y que solo los productos físicos, llámense Cds, vinilos, cassettes, polos, revistas, fanzines, stickers, etc, pueden realmente crear un ingreso a algún artista, estoy seguro que esta forma de industria puede y va a ser impulsada con mayor fuerza. Si bien sabemos que en el rock, nunca ha mermado realmente estos formatos, si bajó considerablemente y se priorizaba la difusión gratuita por medio de plataformas y los conciertos, pero en esta crisis, hay que replantear todo y sacar algo constructivo.


Hace unos años alguien me preguntó qué pasaría si el internet colapsara o desapareciera por algún virus cibernético, es obvio que todo este nuevo mundo de servicios y no de productos cambiaría drásticamente, es por eso que lo físico estará siempre por encima de lo virtual, la inmediatez de lo desechable siempre será superada por el contacto real; con un buen libro, fanzine o disco, los sentidos adquieren otra dimensión y la experiencia es más gratificante.


Es por esto que buscar nuevas o viejas alternativas de trabajo es importante para que la rueda cultural de nuestro mundo no se detenga. En toda crisis hay quienes se hunden y quienes encuentran vías para sobrevivir. Ya depende de cada uno descubrir en que parte de la rueda artística está y que tanto afecta en su desarrollo.

Giuseppe “Pino” Risica

Entradas Recientes

Ver todo