• Atake Wanka

YANA RAYMI: «Mientras haya gente que tenga la llama del metal ardiendo esto resurgirá»

Yana Raymi es una banda formada hace 16 años en la ciudad de Huancayo, cuenta con 4 demos y dos discos publicados, “Guerreros del Sol” (2012) y “Yana Allqo” (2018). Giraron por gran parte del Perú y en dos oportunidades por Bolivia. La banda está actualmente conformada por Jhon Castro (Guitarra), Jim Castro (Bajo y Voz), Luis Sarapura (Batería) y Jean Ayala (Vientos). Tuvimos el gusto de conversar con Jhon Castro, que además de ser miembro fundador de la banda, organizó los festivales “Wankas Metal” y “Tormentor Fest”. Los dejamos con la entrevista.

¿En qué momento se encuentra la banda? ¿vienen preparando nuevo material?

  • Por la coyuntura actual la banda se encuentra en para con respecto a presentaciones. Pero esto no ha impedido que sigamos trabajando en temas nuevos, planeando proyectos y locuras, nunca nos hemos detenido ni planeamos hacerlo.

Editaron hace poco la edición Tape de su segundo álbum “Yana Allqo”, ¿cómo nace la idea? ¿bajo qué sello se logró producir esta edición? ¿aún es posible encontrar copias?

  • La idea nace a raíz de que algunos bangers prefieren el formato tape y nos lo habían solicitado. Así que en pacto con Pentagram editamos 50 tapes que prácticamente están agotados. Es increíble como cambia el sonido con respecto al formato físico.

Se nota una clara evolución de la banda en cuanto a sonido, producción y performance en vivo, ¿piensan incluir más instrumentos andinos en el siguiente álbum?

  • Para él siguiente trabajo queremos tomarnos todo el tiempo que sea necesario para una buena instrumentación de los temas, tenemos planeado incluir más instrumentos como charango, percusiones andinas y todo aquello que nos ayude a recrear la temática que estamos abordando.

Son una de las pocas bandas Huancaínas que antes de la pandemia giraban constantemente por el interior del país, ¿tienen planes para girar fuera del país el próximo 2021?

  • Sí, hemos pospuesto presentaciones en países como Argentina y Bolivia. También tenemos pendiente concretar fechas para Ecuador y Colombia de quienes hemos recibido invitaciones para grandes festivales. El próximo año tenemos planeado cumplir con todas las fechas pendientes.

Con la situación actual se han visto muchas ideas para la vuelta al directo como las sesiones en vivo emitidas por streaming, ¿consideran la fórmula para la segunda mitad del año?

  • Justo es uno de los proyectos que venimos trabajando, hacer una sesión en vivo con dos temas que están en los discos y otros dos temas que si bien lo hemos tocado en vivo, no están incluidos en ninguno de nuestros trabajos. Muy pronto tendremos noticias.

¿Qué opinan de la sobreproducción digital en los nuevos discos de metal peruano?

  • Si bien es una opción válida y muchas bandas presentan su trabajo de esta forma, yo siento que se pierde mucha esencia, naturalidad y detalles que hacen que la música sea más real. Es mejor una batería tocada con ciertas dificultades a una batería perfectamente programada. El otro detalle es que las bandas que trabajan de esta forma empiezan a sonar muy similares y esto les juega en contra a la hora de presentar sus discos.

No fueron buenos los últimos años para el metal hecho en Huancayo, ¿por qué creen que la escena metal local decayó en los últimos años?

  • Es una situación con diversos enfoques. Empezamos con la división que siempre hubo en Huancayo entre estilos y bandas, a esto le sumamos que la calidad de los conciertos decayó terriblemente en organización y calidad de sonido. Esto alejó a los bangers que siempre acudían. En una época pudimos observar unos 150 o 200 asistentes que pagaban una entrada por concierto, y en los últimos eventos que asistí no pasaban de 30. Las cosas se dejaron de hacer por pasión y amor al metal, y esto se tradujo en la decadencia de la escena en Huancayo. El único festival que congrega a una cantidad respetable de asistentes es el Wanka Open air, aun así la baja de asistentes entre sus primeras ediciones y la última es realmente significativa. El otro punto es la escasa productividad que han tenido las bandas metal en Huancayo, en la actualidad sólo sé de tres bandas que vienen trabajando de manera seria y constante pero sin poder sobrepasar el nivel técnico que se alcanzó con bandas como Ayahuaira y Ccarccaria. Las bandas nuevas que vi con buen performance como Korruptor o Infernal Thrash están desaparecidas.

¿Crees que está situación pueda cambiar?

  • Claro que sí, hay gente que aún tiene todas las ganas de hacer las cosas bien. Hubo un festival de Doom metal que fue todo un éxito, también sé de una productora Underground World Producciones que venía haciendo las cosas bastante bien. Recientemente se lanzó después de 17 años un zine impreso bajo el nombre “Dominio Infernal”, esto hizo que las miradas del metal sudamericano se centren nuevamente en nuestra ciudad. Estoy convencido que mientras haya gente que tenga la llama del metal ardiendo esto resurgirá.

Antes de esta pandemia se empezaban a ver conciertos locales en el que participaban bandas metal y punk en un mismo escenario, ¿qué opinión tienen frente a ello?

  • Excelente, y lo que más me sorprende es que a pesar de que no sea un concierto estrictamente de metal el apoyo que reciben es bastante bueno. Hace años intentamos congregar bajo el “Tormentor Fest” bandas de Thrash y punk, lamentablemente la gente aún no estaba preparada y esto conllevaba problemas y peleas dentro del local por lo cual dejamos de organizarlo. Veo que está situación a cambiado y me da gusto poder asistir a este tipo de eventos.

¿Qué opinan de los nuevos movimientos ajenos al metal que vienen forjando una escena consolidada en Huancayo?

  • Desde muchos años atrás siempre que puedo asisto a estos conciertos. Mi debut con mi primera banda de metal fue en un concierto punk, así que de alguna manera siempre he estado ligado a este movimiento. Es grandioso ver la evolución que tiene este mundo del rock punk subterráneo en Huancayo. Las bandas con temas propios bien estructurados, los conciertos con equipos bastante buenos, la entrega y la asistencia mayor o igual que en años anteriores. Muchas bandas grabando y lanzando discos ya sea en físico o digital hacen que se esté consolidando este movimiento.

Muchas gracias por el tiempo, un fuerte Abrazo, y ¡aguante el metal local!

  • Gracias por las preguntas y la consideración, un abrazo de sangre a cada uno de los lectores. Larga vida a todos los guerreros wankas.

[fotografías por Ojosviejos]